FANDOM



Algunas de las causas que explican la violencia de género son las siguientes:

· Jerarquización de género, el género masculino intentan estar siempre por encima de la mujer.


· Desconocimiento del papel de la mujer a lo largo de la historia.


· Mayor presencia de hombres en el ámbito público.


· Transmisión de valores y estereotipos asignados a uno u otros sexos.


· Los medios publicitarios, cine, la televisión… que refuerzan los patrones masculinos.


· Desconocimiento de los derechos de la mujer y una excesiva vinculación a determinados quehaceres.


· Poca autoestima por parte de la mujer.


· Mucha presión social que condiciona las pautas de comportamiento “para que no te salgas del camino marcado”.


· Las expectativas de la mujer están limitada y condicionadas por el hombre.


· Exagerada admiración hacia el hombre, que las mantiene en un segundo plano.


· Dependencia emocional y afectiva, que en algunos casos se agrava por una dependencia económica y social.


· Resignación y sacrificio asumido por las mujeres, que frena su propio desarrollo como persona.


· Las mujeres se crean obligaciones que no tienen, como entregarse en un primer momento al hombre y posteriormente, a los hijos.


· El egoísmo masculino (el papel protagonista) junto con su rigidez.


· Jerarquización de género, el género masculino intentan estar siempre por encima de la mujer.


· Desconocimiento del papel de la mujer a lo largo de la historia.


· Mayor presencia de hombres en el ámbito público.


· Transmisión de valores y estereotipos asignados a uno u otros sexos.


· Los medios publicitarios, cine, la televisión… que refuerzan los patrones masculinos.


· Desconocimiento de los derechos de la mujer y una excesiva vinculación a determinados quehaceres.


· Poca autoestima por parte de la mujer.


· Mucha presión social que condiciona las pautas de comportamiento “para que no te salgas del camino marcado”.


· Las expectativas de la mujer están limitada y condicionadas por el hombre.


· Exagerada admiración hacia el hombre, que las mantiene en un segundo plano.


· Dependencia emocional y afectiva, que en algunos casos se agrava por una dependencia económica y social.


· Resignación y sacrificio asumido por las mujeres, que frena su propio desarrollo como persona.


· Las mujeres se crean obligaciones que no tienen, como entregarse en un primer momento al hombre y posteriormente, a los hijos.


· El egoísmo masculino (el papel protagonista) junto con su rigidez.